Trabajadora Social Clínica y Terapeuta en Jera

Trabajadora Social Clínica, Diplomada por la Universidad Pablo de Olavide, Colegiada 31-2072, socia de la Asociación Española de Trabajo Social Clínico. Formada en Psicología por la UNED.

Formada en Terapia Gestáltica en Jera, socia nº 5727 de la Asociación Española de Terapia Gestalt.

Experta en Psicología Positiva por el Centro de Estudios Universitarios La Salle y Especialista en Psicología y Psicopatología Perinatal por la Universidad Católica San Antonio de Murcia.

Mediadora Familiar e Intergeneracional por el Colegio Oficial de Trabajadores Sociales de Granada.

«Tod@s tenemos una historia, unas vivencias que nos han marcado, sobre tod@s cae el peso de lo establecido, de las ideas preconcebidas, lo que se espera de nosotr@s, lo que nos han enseñado que hay que ser, hacer o no ser o no hacer… Y eso tiene unas consecuencias, eso ha influido de forma directa en nuestras decisiones, nuestra forma de vivir, de sentir, de afrontar los obstáculos o percibir los éxitos. Mi objetivo y mi vocación es poder darte la mano en este camino hacia un autodescubrimiento, una percepción nueva de ti mism@ y de la realidad, encontrar junt@s nuevos senderos y nuevas formas de vivir y de manejar tu vida y tus emociones, para ser más fiel a ti mism@, más auténtic@ y, ojalá, más feliz.

Y, aunque puedo acompañarte seas quien seas, quiero contarte algo más de mí, algo que me ha llevado a querer crear un espacio especial dedicado a la mujer.

Como mujer he podido sentir en mi piel todas esas losas, esos corsés y esos mandatos o expectativas que hay puestas en lo que es ser mujer, para qué existe la mujer, o cómo tiene que sentirse o actuar una mujer. Y hay dos grandes temas que han marcado en mucho mi existencia: mi cuerpo y la maternidad.

Cuántas veces he oído, leído, sentido que mi cuerpo no es válido, que nunca es suficiente, que no se parece a lo que debería ser, que no es bello y ni tan siquiera respetable. Y cómo ha afectado eso en mi vida, mis relaciones, mi amor propio, mis decisiones… Seguro que tú también reconoces esto en tu vida. Pues quiero acompañarte para reapropiarte de tu cuerpo, de tu piel, de tu casa más primitiva y perfecta tal y como es.

Y un día, la maternidad llegó a mi vida. Y rompió todos los esquemas. Sacó lo más primario de mi ser, y también lo más oscuro. Trajo una belleza y un amor inmensos, pero también una soledad y unas sombras que casi se dejan sin luz. Y es que hay tantas y tantas ideas sobre lo que es ser madre, sobre lo que sentir, sobre lo que deberías hacer, tanto juicio propio y externo… que es imposible sostenerlo en muchas ocasiones. Si quieres ser madre, si pronto lo vas a ser, o si ya lo eres y sientes que algo te da miedo, o que no llegas, o estás agotada, te sientes sola y no sabes dónde encontrar refugio, me encantaría poder ser un punto de apoyo, una bocanada de aire fresco o, al menos, diferente, que te ayude a redescubrirte en esta nueva etapa, a re-crearte sin perderte a ti misma, un lugar de descanso y sostén».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies